Jugadores juveniles de Magallanes, de la Asociación Caupolicán, agredieron a árbitro asistente en la Copa de Campeones. Cotejo fue terminado por falta de garantías y el rival, Estrella de Mar, de la liga Lota, avanzó a segunda ronda

Publicado Por admn74 | Noticias | Sábado 19 enero 2019 13:15 pm
IMG_0014

Matías Quiñones, a la derecha, conversando con sus colegas, el turno y la presidenta de Magallanes luego de la cobarde agresión que lo afectó.

Imperdonable. La agresión al árbitro asistente Matías Quiñones, de la Asociación de Árbitros Del Mar de Coronel, ennegreció la jornada sabatina de revanchas de la primera ronda de grupos de la Copa de Campeones. El hecho tuvo lugar en el Estadio Municipal de Chiguayante, y durante la disputa del lance juvenil entre Magallanes, de la liga Caupolicán, y Estrella de Mar, de la agrupación Lota, válido por la llave 7.

La agresión se produjo al sexto minuto de descuento (96’), y tuvo como “protagonistas” a  jugadores de Magallanes. A esa altura del duelo, los chiguayantinos ganaban 2-1, pero como habían perdido 2-4 en la ida, quedaban fuera del torneo.

¿Qué gatilló el comportamiento de los magallánicos? Una supuesta jugada viciada del rival al minuto 89, y que terminó en el gol de descuento del capitán lotino Randy Contreras.

Eso reclamaron los juveniles locales a Quiñones, a quien encararon con violencia. Uno de los más violentos, y verdadero “autor intelectual” del incidente, fue el centrodelantero Marcelo Campos, quien propinó un combo en el rostro al juez asistente.

Luego, otros defensores de Magallanes propinaron varios golpes al afectado, e incluso una patada en la espalda.

Ante ello, el árbitro central, Héctor Tiznado, dio por terminado el compromiso ante la evidente falta de garantías.

Quiñones permaneció varios minutos tirado en el campo de juego, y sin más ayuda que la propinada por Tiznado y el segundo árbitro asistente, Julio Sepúlveda.

Como los dolores de Quiñones continuaron, debió ser trasladado a un centro asistencial.

La misma terna debía dirigir luego, y en el mismo estadio, el encuentro súper senior entre Chiguayante Sur (Caupolicán) y Libertad (Lota), pero como se negó a hacerlo por el evento detallado, el compromiso debió ser suspendido al no contar con jueces.

El árbitro central y el turno, Luis Urrutia, detallaron lo ocurrido en sus respectivos informes.

Además, las agresiones de los magallánicos hacia los visitantes continuaron luego en las afueras del estadio, lo que motivó la llegada de Carabineros.

En la jornada sabatina, el Municipal de la Tierra Bella debía recibir tres cotejos. El otro se jugó a primera hora, con Unión Angamos, de la agrupación Caupolicán. ganando 11-0 a Estrella de Mar, de la liga Lota.

 

 

 

0 comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.