Jornada de clausura del Primer Campeonato Nacional Femenino de Selecciones jugado en Mulchén supo del desaire de la Asociación Chol-Chol, de la agresión a jugadora de Cruz Azul y de cuatro hinchas detenidos

Publicado Por admn74 | Noticias | Lunes 3 febrero 2020 16:08 pm
IMG_8674

Rinconada y Chol-Chol en la disputa del tercer lugar.

El adiós no fue tranquilo. Una agitada jornada de clausura tuvo este domingo el Primer Campeonato Nacional Femenino de Selecciones que se disputó en Mulchén. Es que tras la premiación, una jugadora de Cruz Azul, que perdió la final en definición a penales ante el local, recibió un golpe en el rostro, siendo trasladada y atendida en el hospital de la comuna.

“Fui a verla, y por fortuna no tenía fractura nasal, que era lo que se temía”, dijo Guillermo Rivera, quien fue el encargado de la Villa Olímpica.

“Carabineros me dijo que hubo cuatro detenidos por los incidentes, todos mulcheninos”, agregó Rivera, quien también es presidente de la Asociación Lota, y quien destacó que la defensora de Cruz Azul “recibió la agresión luego de romper el parabrisas del vehículo de una hincha de Mulchén”.

El inicio de la jornada, en tanto, también supo de polémica, pues la organización determinó retrasar la hora del lance del tercer lugar, y con ello también de la final.

Así, la disputa por la medalla de bronce, que estaba fijada para las 16:00 horas y que debían jugar Rinconada de Los Andes con Chol-Chol, quedó para las 17:00 horas.

El drama fue que ninguno de ambos equipos había sido informado de la modificación, por lo que a las 15.55 horas estaban en cancha listos para la acción, y lógicamente tras haber hecho el calentamiento de rigor.

“A mí nadie me informó del cambio de horario, y lo mismo ocurrió con el turno”, dijo Rivera.

La situación molestó en extremo a las jugadoras, cuerpos técnicos y dirigentes de ambos equipos.

Las más ofuscadas fueron las representantes de Chol-Chol, que en señal de protesta se colocaron, sobre la camiseta oficial, la polera regalada por la organización, en la que escribieron la leyenda “Una vergüenza para el fútbol femenino”.

Luego las futbolistas entraron a la cancha, y tras el saludo protocolar con Rinconada de Los Andes, corrieron al borde de la cancha para, de cara a la tribuna oficial, lanzar las poleras al suelo en señal de protesta.

Recién después de ello, y cuando el reloj marcaba la 16:41, comenzó el cotejo, que Rinconada ganó 4-2.

 

 

0 comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.