Copa de Campeones hizo volver el fútbol amateur Anfa a la localidad de Talcamávida

Publicado Por Carlos | COPA DE CAMPEONES 2013,Noticias | Domingo 13 enero 2013 0:26 am
Fedehu y San Pablo hicieron volver el fútbol amateur Anfa a la localidad de Talcamávida.

Fedehu y San Pablo hicieron volver el fútbol amateur Anfa a la localidad de Talcamávida.

Hasta casi una década atrás, Talcamávida, localidad ubicada al sur de la comuna de Hualqui (provincia de Concepción), tenía presencia en el fútbol Anfa vía la asociación hualquina. Los 24 kilómetros que la separan del corazón de la comuna, más los pésimos caminos existentes por entonces, que se convertían en lodazal en invierno, determinaron su alejamiento de la liga local.

Desde entonces, ningún torneo Anfa se había disputado en el pueblo ribereño al Río Bío Bío.

Fue esa realidad la que se quebró la tarde de este sábado con el encuentro que la serie juventud de Fedehu, de la liga Hualqui, jugó ante su par de San Pablo, de la agrupación Caupolicán Chiguayante, por el lance de ida de la primera fase de la Copa de Campeones 2013, el que la entidad chiguayantina ganó 6-1.

En lo expresivo del marcador influyó de sobremanera que el local se presentara con sólo nueve jugadores, cifra que no varió a lo largo de los 90 minutos de juego.

“Algunos no llegaron, y otros no trajeron el carné de identidad”, dijo Iván Fonseca, DT de los hualquinos, al explicar la falta de elementos.

Pese a esa falencia, Fedehu se colocó sorpresivamente en ventaja al minuto 18, cuando,

tras tiro libro de Felipe Ormeño que dio en el vertical, apareció Nicolás Fonseca para anotar de cabeza.

Con el talento de esos dos futbolistas, más las atajadas del buen portero Pat Hurtado, el “dueño de casa” pudo ilusionarse hasta los 24’. En ese instante, y luego de tiro de esquina, Bernardo Mendoza puso la paridad, también con testazo.

A los 40’, Vicente Pastorini anotó el 2-1 con un potente remate de 18 metros, resultado con que los equipos se fueron a camarines.

De vuelta del descanso, Pastorini puso el 3-1 a los 68’ con tiro a quemarropa entre el arquero y su poste izquierdo.

Frente a un rival ya sin fuerza, San Pablo no tuvo luego mayores problemas para concertar la goleada, que a los 77’ ya era de 4-1 gracias a un tiro de René Aldea, jugador que saltó desde el blanco de suplentes y que sorprendió por su despliegue físico y buen juego.

A los 83’, Matías Valdebenito aportó el 5-1 con remate desde el área grande, y a los 86’ Diego Cortés selló el 6-1, y prácticamente la clasificación, con gol de tiro penal, el que  dedicó a su madre, quien estaba de cumpleaños y era una de las casi cien personas presentes en el recinto.

La revancha se jugará a las 16.15 horas del sábado venidero en el Estadio Municipal chiguayantino.

0 comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.